[Relato] Módulo 2

- MÓDULO 2 -

Se levantó nervioso, como solía hacerlo en los últimos tiempos, no era para menos viviendo la época que le tocó vivir, guerra tras guerra, crisis tras crisis, el planeta moría y nadie parecía verlo, ahora parecía que varias naciones se habían unido para crear la primera colonia espacial en La Luna, que se aleja cada vez mas y mas de nuestra fuerza gravitatoria, como el hijo que huye de su moribundo padre, la lanzadera “Horizonte” estaría preparada para despegar en algún momento de ese año, mientras el proyecto “Tunel Blanco”, que establecía colonias humanas en las profundidades marinas llevaba varias décadas implementado, pero la humanidad vio con gran desconfianza esta a raiz de “la” misión, ahora que lo pienso, solo vió la superficie una vez, suficiente para llevar a cabo esa misión suya, fue por mera curiosidad y desde luego no vió el patio que nos enseñan al subir, la visita guiada de las ruinas…

Amely, su esposa, y el no atravesaban un buen momento y el le prometió sacarla a la superficie a pasear, fuera cual fuera el estado de la superficie sería mejor que la colonia submarina, mejor que las minas, ella siempre se mostró reacia a esa idea pero concedió su deseo, esperando que su relación mejorase y creo, que esperaba ese momento especial para anunciar al hijo que esperaban. Siempre pensaba mucho las cosas, casi hasta el punto de que fuese demasiado tarde, si hubiera vivido lo suficiente habría tardado semanas o meses en decírselo.

Como bien puede imaginar, todo fue un rotundo fracaso, se colaron por un ascensor de servicio, todos sabemos cual es el castigo por salir a la superficie sin autorización, ¿Sabe qué me contó de lo que vió? No habían ciudades destruidas, erosionadas por el tiempo que nada lo perdona, no, las ciudades estaban intactas, así como sus ciudadanos, “¿Vivimos una mentira?” Eso me contó que dijo, no le dio tiempo a responder, no pudieron avanzar ni hasta la salida del ascensor para contemplar la megalópolis en toda su extensión cuando empezaron los disparos, al caer, intentó proteger a su mujer con su cuerpo, ella, mientras caía decía unas palabras que matarían el alma de cualquier persona, “Protege a nuestro bebe”, puñales mas que palabras, clavados una y otra vez sobre el mismo punto de su pecho, tras caer el ascensor volvió a bajar, al abrirse la puerta 2 doctores esperaban la mercancía, carne muerta que abonaría los campos, o al menos eso se dice.

Por lo visto al primero no le dio tiempo a reaccionar, según me contó, un puñetazo en la traquea acababa con su vida de manera trágica y lenta y, mientras el segundo intentaba dar la alarma sintió un dolor estrepitoso en la nuca, una bombona de oxígeno, ¿o era de butano? no importa, tras el único golpe, nada.

Tras huir volvió a casa, y ahí entro yo, al escuchar los gritos de auxílio le ví lleno de sangre, con Amely aun entre sus brazos y me contó lo que había ocurrido, así que yo le cubrí las espaldas, mientras el llevaba a cabo “esa” misión yo vine aquí gritando que en la superficie había vida. Agente, fue un error por su parte la falta de previsión ante estos casos, un hombre, un minero al que se le acaba de arrebatar a su familia por proteger una mentira, voy a repetir el hecho de que es minero y a recalcar que cualquier minero dispone de un relativamente fácil acceso a explosivos.

- No soy un agente, soy el Jefe de Seguridad del módulo 3 de la 4ª colonia submarina atlántica y su vecino, su amigo, o lo que mierda sea acaba de matar a casi 2500 personas importantes, mas importantes que cualquiera de nosotros.

 – ¿Mas importantes que para un padre su hijo? A partir de ahora, agente - dije con un tono bastante sarcástico - podemos si quiere saltarnos este trámite, se el final que me espera y se que no será bonito, ¿Ha explotado el módulo 2? ¿Con personal político, altos cargos militares y sus familias? Usted ya lo sabrá pero vivimos en una mentira, ni la superficie es inhabitable ni mucho menos es inhóspita, solo que la gente como usted vive arriba y la gente como yo abajo, unos saben de la existencia de los otros y los explotan en los trabajos que ellos no quieren, sin embargo los otros no saben de la existencia de los unos, un trato demasiado injusto entre iguales. Desde luego esas muertes… son una tragedia, ¿o no? – Mis labios sonrieron y con esa sonrisa burlesca, con esa... sentí el frio metal apoyándose en mi nuca.

Un único disparo.

 Fuente: Noticias de mediodía, módulo 3, 4ª colonia:

 “- Las autoridades nos informan de que el suicida, cargado de explosivos estaba resentido con los mandatarios del módulo 2 debido a unos roces laborales con el jefe de su mina, el señor Jeff Harris, muerto en la explosión, ahora nosotros nos preguntamos, ¿Merecían morir tantas personas solo por que un loco psicótico tuviera un problema con su jefe? Juzguen ustedes mismos.

>> En otro orden de cosas; los análisis recientes del aire de la superficie indican que una exposición prolongada, de mas de 5 minutos podrá ser causa de muerte radioactiva debido a la cercanía de un antiguo super-reactor nuclear que explotó hace unas horas, se han suspendido todas las excursiones indefinidamente hasta nuevo aviso.”

 Vivimos para mantener a otros, ¿Es que nadie lo ve?

 Trabajamos para mantener a las clases en su posición ¿Quién trabaja para si mismo?

 Trabajamos para entregar nuestro sudor a cambio de basura. ¿Quién tiene, mucho o poco, pero sabiendo que es suyo íntegramente?

 Nos han hecho creer durante años que trabajando duro, podemos ser como ellos, dando esperanzas vacías a gente ya sin espíritu, el sudor de la frente, el dolor de la espalda, las manos agrietadas y su recompensa, entregada a ellos, a cambio de un simple, gracias, cuando se dignan a darlo.

Ya va siendo hora, de salir a la superficie. Vivimos una mentira, ¿Es que nadie lo ve?

Hemos perdido el valor para preguntarnos que hay tras la capa de noticias falsas, que hay realmente allá arriba.

Comentarios

Imagen de SKafre

Dejando a parte las connotaciones politicas (con las que estoy de acuerdo), el pequeño relato me ha metido y me han dado ganas de buscar la novela... jejeje... yo soy aficionado a Asimov

Imagen de _-Caleb-_

Gracias :-)

A mi me gusta Asimov, pero de esa época mi favorito es Heinlein, sin duda. La luna es una cruel amante es uno de mis libros favoritos.

Imagen de MIKE

Muy bueno el relato me encanta, una peli con esta tematica me gustaria mucho ;D por cierto cuando subes tu otro relato,  el del solda, un buen soldado nunca muere :D

saludos

Eso es todo lo que hay, información, incluso una experiencia simulada o un sueño, es a la vez realidad y fantasía, lo mires como lo mires, toda la información que acumula una persona en su vida, es una gota en el océano.